Libre te quiero

Libre te quiero
como arroyo que brinca
de peña en peña,
pero no mía.

Grande te quiero
como monte preñado
de primavera,
pero no mía.

Buena te quiero
como pan que no sabe
su masa buena,
pero no mía.

Alta te quiero
como chopo que al cielo
se despereza,
pero no mía.

Blanca te quiero
como flor de azahares
sobre la tierra,
pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.

Agustín García Calvo «Canciones y soliloquios», 1976

Libre te quiero, Almudena Rubio (con Isabelle Laudenbach a la guitarra)

El bosque

DLTF 7476 60p… Es como adentrarse en las profundidades de un bosque. Te encuentras con un sinfín de sentimientos antiguos  y nuevos: desconocimiento, fuerza, tristeza, pureza, profundidad, miedo, amor, odio, fe, rabia, inferioridad, gratitud,… y te sientes sola, muy sola.

Entonces decides parar  y observas, cierras los ojos, respiras profundamente, y al abrir los ojos de nuevo, te das cuenta de que no andas sola, siempre hay alguien que te acompaña en el camino que has elegido.

María Bodí i Ureña