La Mancha

DLT 2011-7823 (Bord.) Galgo

…no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero,

adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.

Es, pues, de saber que este sobredicho hidalgo, los ratos que estaba ocioso

‹que eran los más del año‹, se daba a leer libros de caballerías, con tanta

afición y gusto, que olvidó casi de todo punto el ejercicio de la caza y aun

la administración de su hacienda…

… y llegó a tanto su curiosidad y desatino en esto , que vendió muchas hanegas de tierra de sembradura para comprar libros de caballerías en que leer y así, llevó a su casa todos cuantos pudo haber dellos; y, de todos, ningunos le parecían tan bien como los que compuso el famoso Feliciano de Silva, porque la claridad de su prosa y aquellas entricadas razones suyas le parecían de perlas, y más cuando llegaba a leer aquellos requiebros y cartas de desafíos, donde en muchas partes hallaba escrito:

«La razón de la sinrazón que a mi razón se hace, de tal manera mi razón enflaquece, que con razón me quejo de la vuestra fermosura»

Miguel de Cervantes

Más fotos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.